26
Oct

Nacho Vegas

...presenta 'Violética' el próximo 23 de Noviembre en la sala Jimmy Jazz.

 

Fue uno de los pioneros del indie en España. Tras su paso por varias formaciones, como Manta Ray, el artista asturiano emprendió su carrera en solitario, con el compromiso político como bandera. Nacho Vegas tiene nuevo disco, con 18 canciones de rock de autor. Un homenaje a Violeta Parra en el que aborda la actualidad de este país, sin desmarcarse de los aspectos más personales de la creación. Hablamos con él.

 

 

Con solo leer el título de tu nuevo disco, 'Violética', pensamos en Violeta Parra. ¿Qué significa ella para ti?
Para mí Violeta Parra no solo es uno de los grandes nombres universales de la música popular sino que es un referente. Es una gran influencia y en ella encuentro aspectos que me interesan de la música, como la combinación de la tradición con la composición propia e incluso con la vanguardia.

Era muy pasional...
Sí, en sus canciones siempre está presente la pasión por la vida y una dimensión social muy marcada. Ella combina muy bien lo íntimo, lo personal, con su compromiso político, con la situación que vivía en el momento que componía las canciones.

Versionas, entre otros, su tema 'Maldigo del alto cielo'.
Es una de mis canciones favoritas. Para mí era un reto versionarla porque es una de sus letras más desgarradas y yo quería hacer una versión un poco punki. Le tengo mucho respeto, por lo que no quería incluirla en el disco si no estaba medianamente contento con la interpretación.

Satisfecho entonces...
Sí, aunque 'Maldigo del alto cielo' tiene una letra muy dura y costó varias tomas interpretarla, porque es algo que requiere meterte en la canción.

"Creo que lo que está ocurriendo es bastante terrible. Que se persiga judicialmente a músicos y también a políticos y activistas..."

Abre el disco 'El corazón helado'. En ella pones música a un poema de los hermanos Caxigal, avisando desde un principio que el álbum es muy político.
Como 'Violética' es un disco largo es bastante heterogéneo. En él, se combinan canciones muy íntimas con otras que tienen un deje político más marcado. Intenté que todos los temas fueran emocionales y mezclar en un solo corte lo íntimo con lo social.

¿Qué tiene de especial esta canción?
Los hermanos Caxigal estuvieron en la resistencia antifranquista en el monte y finalmente fueron asesinados. Este poema me llamó la atención especialmente porque tenía el componente emocional, sin dejar de ser una canción que tiene un claro tinte político y solamente al final se desvela porque están viviendo esa vida.

Como los maquis en su tiempo, ahora algunos músicos también estáis siendo perseguidos. ¿Te autocensuras cuando compones?
No, por lo menos en ese sentido. En el sentido de que tengas que autocensurarte porque vaya a venir la Audiencia Nacional a por ti, como está pasando ahora. De hecho, creo que lo que está ocurriendo es bastante terrible, que se persiga judicialmente a músicos y también a políticos y activistas.

Incluyes una canción contra los Centros de Internamiento Extranjero. ¿Cómo ves la situación de estos espacios?
Como una vergüenza. Yo estoy en contacto con algunas de las plataformas que luchan por el cierre de los CIE en el Estado y con algunas plataformas que luchan contra el racismo institucional. El hecho de que sigan abiertos los CIE y que se vayan a abrir nuevos CIE es una vergüenza y es una cuestión de voluntad política cerrarlos. Es una vergüenza que tengamos estas cárceles encubiertas abiertas, que la gente esté presa por haber cometido el único delito de ser inmigrante, de no tener papeles. Es algo aberrante.

¿Posicionarte políticamente ha afectado negativamente a tu carrera musical?
Pues no lo sé la verdad. Para mí hacer canciones, sean del tipo que sean, siempre significa posicionarte con respecto a la realidad que supone tu propia vida. Es verdad que yo he decidido asociar mi compromiso político con la música de una manera muy clara y eso habrá gente a la que le gustará más y a la que le gustará menos. No pienso demasiado en eso, porque también podría pensar que si cantara sobre otras cosas también cambiaría el público y resultaría un poco absurdo.

En 'Violética' también encontramos canciones en asturiano. ¿Cómo ves el futuro de esta lengua?
Parece que ahora estamos más cerca que nunca, o por lo menos que hace décadas, de conseguir la cooficialidad, porque el PSOE parece que se posicionado a favor de ella. Yo creo que el asturiano mayoritariamente está por la cooficialidad de una manera sana, creo que estamos ahora más cerca que nunca. Lo vemos con cierto optimismo y vamos a seguir luchando por un derecho de todos los asturianos y las asturianas.

En tiempos en los que los artistas lanzan singles tú haces un doble disco con 18 canciones de rock de autor. Algunos te tacharán de loco.
Mi generación vivimos con la cultura del disco, del álbum. De hecho me gusta mucho sacar EPs, que son formatos todavía minoritarios. Ahora el 'full album' es algo que para la gente significa escuchar todas las canciones y es una sola de las maneras de las que puedes escuchar un disco. Antes, cuando escuchábamos un disco lo escuchábamos entero. Luego decidíamos qué canción nos gustaba más o menos, pero ahora es solo una de las maneras.

Todo cambia.
Sí, pero al final creo que la música sigue siendo importante para la gente. Me dicen mucho que el disco es muy largo y que hoy en día la gente no tiene tiempo para escuchar discos tan largos. Yo no estoy de acuerdo.

"Es una vergüenza que la gente esté presa por haber cometido el único delito de ser inmigrante, de no tener papeles. Es algo aberrante."

¿Por qué?
Porque nos quieren hacer creer que tenemos menos tiempo que antes. Es verdad que estamos un poco acelerados, que todos llevamos la oficina en el móvil y tenemos que estar todo el tiempo conectados, siendo productivos. Parece que tienes menos tiempo para dedicártelo a ti o para ponerte a escuchar música.

En ocasiones tocas en solitario y otras veces  en formaciones musicales. ¿Qué prefieres?
Yo creo que la música siempre es un trabajo de colaboración. Cuando haces un disco o una gira hay mucha gente involucrada, no solo músicos sino también gente de las oficinas, por ejemplo, que lo hacen posible. Hacer música implica saber ser generoso y saber compartir. Cuando estoy con los músicos compartimos ideas y dejamos que las canciones manden sobre nosotros. Dejamos que los egos no puedan.

Los músicos son un apoyo fundamental entonces.
Sí, a pesar de que los discos los firmo en solitario, cuando me presento en directo con la banda intento no parecer un solista con una banda de apoyo sino que realmente haya una banda sobre el escenario. Este disco es muy de banda, en el que ésta va a estar muy presente y va a ser fundamental para el sonido. En la sala Jimmy Jazz estarán todos, así que será un concierto con muchos músicos.

"Cuando estoy con los músicos compartimos ideas y dejamos que las canciones manden sobre nosotros. Dejamos que los egos no puedan."

Volvamos al pasado. La época de Manta Ray fue un bombazo. ¿Cómo la recuerdas?
Fue algo muy bonito, porque era una época iniciática. Recuerdo que empezamos a tocar en 'Xixón' y en sitios de Asturias. La primera vez que salimos de Asturias fue en un 127 hacia Albacete, nos dejó tirados justo a 50 kilómetros. También las primeras giras por Europa en furgoneta… cosas que son muy bonitas y que hacen que te curtas un poco.

Estabais empezando.
En aquel momento era una sorpresa, algo nuevo. También te llevas unas cuantas hostias de las que vas aprendiendo. Era un momento muy bonito en el que estaba todo por hacer y parecía que iba a ocurrir algo importante en la música y creo que ocurrió algo importante, pero tarde.

 

EL INDIE COMO ETIQUETA

Fuiste uno de los primeros indies en España, ¿cómo ves este género que tan popular se ha hecho en los últimos años?
Ha cambiado mucho, yo creo que hoy en día indie es una etiqueta que hace referencia a la parte más esteticista de la música.

¿Cómo fueron sus inicios?
Yo recuerdo que cuando se empezaba con la música indie, que se hablaba de música alternativa, porque hablar de música alternativa implicaba alternativa a algo. Al final era alternativa al 'mainstream' y a toda la deriva que había tomado la industria discográfica, que era la que mandaba entonces.

¿Y cómo acabó convirtiéndose en lo que es ahora?
Poco a poco esa escena fue absorvida por el mercado y convirtiéndose en un estilo más dentro de 'mainstream'. Sigue habiendo sellos independientes y gente que se auto-edita, aunque hoy en día no veo que haya una escena consolidada. Cuando empezaba todo, parecía que había algo nuevo. No solo porque había nuevas bandas, también había sellos independientes y venía todo de unas premisas muy punkis.